10 Tips para Balancear Ejercicios y Maternidad.

Por

Cuando se convierte en madre, uno podría pensar: “¿Cómo lo voy a hacer todo?” Ya sea que haga un malabarismos con un trabajo a tiempo completo o estar a cargo del hogar, es difícil encontrar el tiempo para la actividad física. Sin embargo a continuación, comparto mis 10 mejores consejos para equilibrar la maternidad con el ejercicio.

1. Ejercítate con tus hijos:

Ya sea en casa o en el parque, involucre a sus hijos en su rutina diaria de ejercicios. Encuentre ejercicios que le permitan usar a sus hijos como peso o permita que se unan a usted, según su edad. Por ejemplo: Con mi hija salgo a correr en coche y ambas lo disfrutamos en la playa! No solo está recibiendo su entrenamiento, sino que también está estableciendo un excelente ejemplo para sus hijos de que el ejercicio es importante para mantenerse saludable.

2. Utilice la hora de la siesta inteligentemente:

Si sus hijos todavía tienen un buen horario para la siesta, dedique la primera parte de sus siestas a usted. Hacer un gimnasio en casa puede ser muy económico, ahorrarle tiempo de manejar y el costo de una membresía de gimnasio.

Si la siesta no es una opción, configure su alarma antes de que los niños se despierten para que pueda comenzar su día con un entrenamiento antes de que comience el caos.

3. Programe tiempo en su calendario:

Planee su semana manteniendo un calendario del horario de los niños, su horario de trabajo y su horario de entrenamiento. Si trata su ejercicio como una cita que no puede perderse, será menos probable que ponga excusas.

4. Encuentra una comunidad fuerte a su alrededor que compartan sus objetivos:

Esta es la clave para mantenerse positivo y tener un amigo(a) al quien recurrir cuando tenga problemas para comer saludablemente o ir al gimnasio. Con esta práctica, también es importante eliminar a las personas negativas en su vida que no respaldan sus objetivos para mantenerse saludable y hacer ejercicio.

5. Recompensa:

Establezca metas y cuando las alcance, recompénsese. Consentirse con un manicure, pedicure, masaje o ropa de entrenamiento!

6. Elige entrenamiento rápido:

El entrenamiento rápido es una de las formas más efectivas de quemar calorías en un corto período de tiempo. Todo lo que necesitas son 20 minutos y su propio peso corporal. También consiste en una relación de trabajo igual a descanso.

Por ejemplo, un ejercicio de peso corporal durante 20 segundos con un esfuerzo máximo es seguido por 20 segundos de descanso activo.

7. Deja la culpa:

Dejar la culpa en querer cuidar a otros antes nosotras mismas. Tan solo 20-45 minutos por día para usted le ayudarán a aportar energía a su familia y el trabajo.

8. Trae a sus hijos al gimnasio o que Papá cuide a los niños cuando llegue del trabajo:

Cuando busque una membresía de gimnasio en su área, busque un lugar con buena guardería. Se que el Complejo Furati  en Santa Ana, ofrece esta opción. También que el padre apoye cuando llegue del trabajo para ir a correr unos 30 a 45 minutos dos o tres veces a la semana.

9. Disfrutar el recorrido:

Estar conscientes que con actitud, persistencia poco a poco estableceremos un hábito y cuando nos damos cuenta ya es parte de una rutina diaria.

10. Enfócate en el progreso, no en la perfección:

Tener un estilo de vida saludable activa no es una tarea fácil. Habrá días en que el entrenamiento o la comida no fue lo mejor. Simplemente no permitas que esos días nos desvíen sino, aceptarlo y comenzar el día siguiente con un mejor plan para continuar disfrutando de la maternidad y el ejercicio.

Estos tips en lo personal me han funcionado, que tal a ustedes? Que les funciona mejor?

No hay Comentarios

Que estas pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *